• No escuchar consejos de criadores con poco éxito. Si sus opiniones fueran valiosas las habrían avalado sus triunfos.
  • No creer en el tópico popular que dice que el hermano o la hermana del campeón sirven igual que el para la cría. Por cada caso que es así cien no lo son. Depende del animal en cuestión
  • No adornar sus propios gatos con virtudes que no poseen. Engañarse así mismo es el primer paso hacia el fracaso.
  • No criar con mediocridades. La ausencia de una falta no significa, en ningún caso, la presencia de su correspondiente virtud.
  • No valorar un semental por su descendencia de menor calidad, lo que cuenta es el nivel de los mejores.
  • No permitir que la admiración por un reproductor le ciegue respecto a sus faltas. Si lo hace, pronto será victima de su “autointoxicación”.
  • No emparejar animales que compartan la misma falta. Si lo hace está buscando problemas.
  • No olvidarse que lo que cuenta es el gato en conjunto, si pasa por alto una virtud, mientras busca otra, lo pagara caro.
  • No buscar el gato perfecto para cruzar con su hembra. El gato perfecto no existe, nunca a existido, ni existirá.
  • No tener miedo a criar con ejemplares que tengan faltas obvias con tal de que tengan virtudes compensatorias. La falta de virtudes es el fallo más grave de todos.
  • No olvidar que sustancia, más calidad debe ser uno de sus objetivos. Cualquier tonto puede criar una cosa sin la otra.
  •  No conformarse nada más que con lo mejor, lo segundo mejor nunca será suficiente.
IC  PL* Forest Eyes Zajra
IC PL* Forest Eyes Zajra